Puestos de formación profesional

Técnico comercial industrial

El día a día laboral de un técnico comercial industrial se caracteriza por las tareas rutinarias y la realización de proyectos. Durante la formación conocerá diferentes departamentos para poder hacerse una idea más concreta de las estructuras empresariales y de los procesos laborales. Aquí se incluyen:


•    administración de existencias
•    producción
•    contabilidad y finanzas
•    recursos humanos
•    distribución
•    compra
•    planificación de la producción
•    envío

 

Además de contar con conocimientos comerciales, técnicos y jurídicos, el puesto de trabajo como técnico comercial industrial requiere casi siempre buenos conocimientos de idiomas. Esta formación variada y rica también ofrece a los técnicos comerciales industriales amplias posibilidades de empleo en todas las áreas económicas.
 
Asimismo, cabe destacar que cada una de las partes del trabajo se documenta a través de programas informáticos especiales para permitir que todos los departamentos y grupos de trabajo necesarios tengan acceso a ellos. Esta variada actividad como técnico comercial industrial no sólo está limitada al trabajo con el ordenador, con ayuda del cual se preparan todos los procesos comerciales, sino que también incluye la comunicación segura y firme con los compañeros, los proveedores y los clientes.

 

Durante el último año de formación se realizará la primera especialización básica en una determinada área de funciones en la que se tendrán en cuenta las destrezas, intereses y capacidades del estudiante para obtener las premisas sobre la formación continua y sus principales áreas de actividad en el futuro.
 
La formación consiste en tres años que se concluyen con el examen oficial de IHK.


 

Perfil de requerimientos generales
La decisión de trabajar como técnico comercial industrial debería tomarse teniendo en cuenta las capacidades personales. Se debe haber aprobado el selectivo, contar con el título de educación secundaria superior o haber obtenido una buena nota en la educación secundaria. Los conocimientos de informática, la capacidad de aprendizaje y la dedicación son tan importantes para la formación como el propio interés por las actividades comerciales y de la organización.